Tras la juramentación de los 18 miembros que forman parte del nuevo Gabinete Vizcarra – liderado por el parlamentario César Villanueva – se pudo identificar que al menos tres de sus integrantes no cuentan con experiencia en gestión pública.

El caso más emblemático es del flamante ministro de Producción, Daniel Córdova.

Economista de profesión, Córdova tiene una vasta experiencia en el sector privado: fue director ejecutivo de ComexPerú, también formó parte de los directorios de las empresas Procapitales y del Banco de Comercio e incluso fue gerente financiero de la empresa minera Milpo.

Antes de asumir la cartera de Produce, Daniel Córdova se desempeñó como presidente ejecutivo de la consultora Invertir, una empresa especializada en asociaciones público privadas en infraestructura y servicios públicos. No es el único caso.

Una situación similar es la del ministro de Economía y Finanzas, David Tuesta.

Cabe recordar que su antecesora, Claudia Cooper, si tuvo experiencia previa en el sector público antes de ser ministra de Economía (fue viceministra). Gran parte de la vida profesional de Tuesta la desarrolló en el BBVA como economista en jefe, especializándose en pensiones.

Lo más cercano a la gestión pública lo tuvo cuando formó parte de la Comisión de Protección Social, durante el gobierno de PPK.

A este grupo se integra el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes. Abogado de profesión, Ismodes laboró gran parte de su vida profesional (20 años) para la empresa minera Milpo (desde gerente de asuntos corporativos hasta gerente general adjunto).

¿Por qué es importante contar con experiencia en gestión pública? Para el expresidente de Consejo de Ministros, Pedro Caterinano, si bien no es un requisito indispensable contar con experiencia en gestión pública para asumir el cargo de ministro de Estado, si es una cualidad necesaria para empezar a tomar decisiones de manera rápida y ejecutarlas a la misma velocidad conociendo los procedimientos o los pasos a seguir para su desarrollo en el complejo aparato del Estado.

“Si bien no es un requisito indispensable, si se requiere de una experiencia previa en el sector público (para asumir el cargo de ministro). Seguramente por esa misma razón, el presidente Vizcarra ha seleccionado un numeroso grupo de profesionales que ha desempeñado el cargo de viceministro”, explicó a Gestión.pe.

No obstante, para Cateriano lo más preocupante es la designación del parlamentario, Salvador Heresi, en la cartera de Justicia.

“El presidente de Vizcarra dijo que iba a enfrentar de manera firme la lucha contra la corrupción, que es el motivo por el cual renunció PPK, por lo que se esperaba una figura que genere confianza y credibilidad, y ciertamente Heresi no reúne estos requisitos. Una medida como esta genera un desconcierto”, opinó.

En esa línea, recomendó a los ministros de Estado sin experiencia previa en gestión pública, rodearse de buenos asesores que les permita trabajar a la velocidad que el país requiere. “El manejo del sector público no están fácil, ojalá que puedan rodearse de asesores competentes que les permita una buena actuación”, precisó.

“Claro está que la van a tener más difícil aquellos profesionales sin experiencia previa en el sector público, pero no es imposible”, remarcó. Para Cateriano lo fundamental es contar con manejo político. “En situaciones complejas como lo actual lo que si se requiere de los ministros es que tengan manejo político”, subrayó.

(Tomado de Gestión)

1 Comentario

  1. Estimados Sres.:
    Para que un ministro de estado pueda cumplir con eficiencia en su cartera, es necesario que tenga experiencia en la gestión publica, pues difiere de la privada, sobre todo por la excesiva regulación y formalidades que se debe cumplir para un determinado proceso, lo cual genera lentitud en la gestión.
    Deseo que el actual gabinete ministerial tenga éxitos en su gestión por nosotros y nuestro país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here