El laboralista Jorge Toyama dijo que los empleados públicos especializados deben recibir un sueldo competitivo respecto del sector privado para retenerlos. Resaltó la importancia de la meritocracia y la capacitación en la Ley del Servicio Civil.

jorge_toyama

El Congreso aplazó el debate de la Ley de Servicio Civil hasta marzo. El objetivo del ambicioso proyecto es ordenar un sistema inorgánico, inequitativo y disperso. Se busca unificar regímenes y criterios, explicó Jorge Toyama, abogado laboralista del Estudio Miranda & Amado Abogados.

Para el experto, es erróneo evaluar la escala de sueldos en base al ingreso del Presidente, pues los profesionales altamente especializados demandarán un ingreso mayor.

“Debemos distinguir las autoridades políticas de los funcionarios técnicos. Por ejemplo, para un director especializado de Comercio Exterior se permite ahora pagar hasta S/. 25 mil mensuales, es un sueldo competitivo”, refirió.

Toyama recalcó además la importancia de la rotación personal para retener el talento. Recordó que -dentro el sector público -si no se puede ascender salarialmente por los topes de sueldo, se ofrece un crecimiento horizontal: Una posición en otra entidad con remuneración similar, pero enfrentando nuevos retos.

Asimismo, la capacitación es otra herramienta para evitar la fuga de talento. El laboralista subrayó que, como objetivo, el empleado debería quedarse en la entidad el doble del tiempo de su adiestramiento.

“La competencia es feroz por el talento. Es indispensable una reforma salarial. Por primera vez existe voluntad política para aumentar los salarios bajo una reforma que incluye concursos públicos, permanencia, movilización y desvinculación; todo en función a la meritocracia”, recalcó

Otro aspecto fundamental: Deben cambiar las cabezas, pero no el cuerpo de profesionales como en Indecopi, el BCR y la SBS, resaltó Toyama. Otros organismos que pueden servir como ejemplo son: La Onpe, La Defensoría del Pueblo, El Tribunal Constitucional o el MEF. “Debe ofrecerse inmunidad de los técnicos ante los cambios políticos”, acotó.

El daño del pasado

El laboralista admitió que tras el establecimiento de topes salariales durante gobiernos anteriores, en favor de la austeridad, sucedió lo advertido: Una migración del Estado hacia al sector privado.

“Quizás S/.15 mil es un buen sueldo, pero no para alguien que tiene dos o tres idiomas más maestrías en el exterior”, observó.

El abogado consideró que La Ley del Servicio Civil es clave, pues es la primera vez desde el 2002 que se discute la reforma del Estado.”Ojalá que durante la primera legislatura del 2013 se pueda debatir y aprobar. Ahora tenemos recursos, y es una gran oportunidad. La norma actual tiene 30 años de vigencia. Todo se ha reformado, menos el sector público”, apuntó.

Datos:

-Toyama recordó que desde la década de los noventa no aumentan los sueldos.

-El sistema estatal es muy disperso. Por ejemplo, una secretaria en un organismo gana S/.2 mil y S/.4 mil en otro.

-El sector salud es especialmente complejo. Prácticamente existe un gremio por cada especialidad, y casi no hay médico que no pertenezca también al sector privado.

(Gestión)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here