Las redes sociales presentan el reto de enfrentarse a la opinión de millones de personas, ya sea favorable o hiriente. ¿Será posible tuitear en paz?

twitter-hole

Aunque cientos de empresas en Estados Unidos han incursionado en las redes sociales para interactuar con sus consumidores, los ejecutivos no tienden a aparecer en este entorno tan fácilmente.

La excusa común entre muchos de estos líderes empresariales es que están “muy ocupados dirigiendo una compañía como para ocupar su tiempo publicando mensajes en 140 caracteres”, indicó un artículo en Wall Street Journal.

Sin embargo, el ex-CEO de Medtronic, Bill George, quien también es profesor en la Escuela de Negocios de Harvard y un ávido tuitero, opina que esos argumentos son sesgados. “La gente quiere CEO que sean reales. Quieren saber lo que ellos quieren. ¿Se te ocurre alguna manera más efectiva a nivel de costos de llegar a tus clientes y empleados?”, dijo.

Sin embargo, siempre habrá respuestas hirientes del público en las redes sociales. Un ejemplo de esto es Jeffrey Immelt, CEO de General Electric. Cuando publicó su primer tuit —”Hola Twitter”—, un usuario le respondió: “¿Cómo es posible que mi abuelo haya entrado a Twitter antes que tú? El ejecutivo lleva algunas semanas en este entorno, con 10 tuits y casi 4,000 seguidores.

En realidad, siete de cada 10 CEO en el top 500 de ejecutivos de Fortune no tiene una presencia importante en redes sociales como Twitter, Facebook, LinkedIn, Pinterest o Google+, según un reporte de CEO.com, una compañía de análisis digital de la firma Domo.

Dentro de los que sí son influyentes en la red, el 4% tiene cuenta en Twitter y el 8% usa Facebook con su nombre real, indicó dicho estudio realizado en mayo. Por el contrario, el 34% de todos los estadounidenses están en Twitter y el 50% está en Facebook, se lee en el artículo del WST.

Buscando el equilibrio

Cuando Marissa Mayer, que está embarazada de su primer hijo, fue designada como la nueva CEO de Yahoo, sorprendió los inversionistas al publicar fotos temáticas con ropas de bebés en su cuenta de Facebook y en Instagram. Según el WST, ella calificaría como una de las CEO que han encontrado el equilibrio en las redes sociales.

Otro ejemplo es Mark Bertolini, CEO de Aetna, quien abrió su cuenta de Teitter hace tres años, a pesar de que su hija, una exdirectora de medios sociales, trató de evitarlo. Al principio, Bertolini usó esta red para comunicarse con sus amigos, pero luego pasó a compartir historias personales, como la operación de hígado de su hijo en junio.

¿Es posible tuitear sin el estrés al que puede someternos la velocidad de las comunicaciones en redes sociales? Amy Jo Martin, CEO y fundadora de la agencia Digital Royal, aconsejó que los ejecutivos les den a sus seguidores un guiño, mas no una guía turística, de cómo son sus vidas.

(Gestión)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here