El Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) es uno de los logros más importantes de la gestión pública peruana, sin embargo podría perder efectividad si no incorpora un proceso de evolución permanente.

reservorio_sibayox

Es importante porque la calidad de vida de un gran porcentaje de peruanas y peruanos no sería posible hoy sin el filtro que significa tener una metodología para poder optimizar el gasto con sentido. Es un riesgo porque no basta diseñar la primera metodología, sino ir adaptando los criterios metodológicos para tener un Sistema de optimización de gasto con criterios transparentes y alineados a la realidad.

¿Qué criterios metodológicos alertan eventuales costos para el Sistema? La poca integración metodológica de la calidad de vida sostenible de los pobladores de un país y la sostenibilidad de las actividades que ayudan al incremento de dicha calidad, como el principal indicador de éxito del Sistema. Además, la poca certeza sobre la necesidad de definir metodologías de contribución escalonada de toda acción Estatal a dicho indicador principal. Toda la evidencia internacional ha basado en este principio su esfuerzo en fortalecer las metodologías de gestión para resultados en las estructuras públicas de gestión.

¿Cuál es el beneficio de hacer el esfuerzo para implementar un mecanismo de evolución permanente del Sistema? Eliminar la carga de la responsabilidad artificial de tener “la solución exacta” ahora, por tanto tener la libertad de poder construir progresivamente una solución siempre actualizable, cada vez en mejor armonía con los parámetros de crecimiento o riesgo de la sociedad peruana en su conjunto y la enorme flexibilidad con efectividad que esto trae.

Así, si se tiene parámetros de elevación de la capacidad de inversión (mayor canon minero o energético, mayor financiamiento externo) la metodología de operación de la inversión pública se concentrará en una mayor agilización de resultados rápidos. Si por el contrario eventualmente se tiene parámetros que revelan poca capacidad institucional para alineamiento (rotación muy alta de personal, cambios normativos frecuentes) entonces la metodología de operación se concentrará en un fortalecimiento de los lineamientos estratégicos.

Desde un punto de vista global, las herramientas generadas para responder a estos retos ya tienen algunas décadas de puesta en práctica con lecciones aprendidas. Hay herramientas de gestión disponibles que están relacionadas tanto a la viabilidad como a la eficacia de las organizaciones (estándares como los Objetivos del Milenio, o los conceptos recogidos en el libro “The Challenge of Capacity Development, Working towards a good practice”, publicado por la OECD en el 2006), o incluso estándares más operativos (como la gestión para resultados, gestión de portafolios, gestión de programas y proyectos, entre otras publicadas por el Project Management Institute e International Project Management Association).

En el Perú, dos ingredientes son importantes para dar el siguiente gran paso para una mayor solidez del sistema de inversión pública: el reconocimiento de lo importante que es fijar un objetivo muy alto para el SNIP; e integrar el valiosísimo aprendizaje de la puesta en práctica del SNIP con la disponibilidad de las herramientas probadas de gestión estratégica y operativa.

Los riesgos son quedarse con un objetivo operativo del SNIP, y eventualmente dejar de lado el enorme vacío de herramientas estratégicas que le den contexto a las operativas. Como conclusión, el beneficio/costo se elevaría enormemente si el Sistema Nacional de Inversión Pública va abandonando el rol de “sistema de control de inversión” y va asumiendo un rol de “promotor de la calidad de vida y las condiciones sostenibles para ella”, pero esto implica una fuerte afirmación de otra cultura de gestión, que implicaría un primer paso. Los signos positivos del crecimiento parecen brindar un contexto adecuado para dar este importante paso.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here