Estudio de la OIT señala que en el Perú solo el 29,3% de los puestos directivos es ocupado por el sexo femenino.

Imagen: internet
Imagen: internet

A pesar de que de una PEA ocupada de más de 15,6 millones en el Perú, alrededor de 6,9 millones son mujeres (43,92%) y más de 8,7 millones son hombres (56,08%), la presencia del sexo femenino en los directorios de las empresas todavía es un asunto pendiente, con lo que la brecha parece no reducirse al mismo ritmo que en el resto del mundo.

Y es que según los resultados del estudio “La mujer en la gestión empresarial: cobrando impulso”, elaborado por la OIT, solo un 29,3% de empresas cuenta con mujeres dentro de sus directorios, o que nos coloca en el puesto 59 de 108 países analizados, por debajo de todos nuestros vecinos de la región y solo por encima de Chile (23,6%), el único de nuestros tres socios de la Alianza del Pacífico al que le llevamos la delantera.

Aunque el documento revela que en los últimos 20 años, el número de mujeres en los cargos directivos, sobre todo los de personal directivo medio y superior, aumentó; en nuestro país las noticias no parecen ser tan halagueñas porque mientras a escala mundial 5 de cada 10 directores ejecutivos de las principales corporaciones son mujeres, en el caso del Perú la cifra se reduce a casi tres de cada 10, lo que nos impone un enorme reto en cuestiones de igualdad de género.

Igualdad en deuda

Frente a las cifras que revela el estudio, Guy Ryder, director general de la OIT, sostiene que el sexo femenino todavía debe superar obstáculos considerables para ocupar el cargo directivo máximo o para integrar las juntas de administración de las empresas, sobre todo porque “pese al último decenio de activismo encaminado a romper el “techo de cristal” que les impide acceder a los cargos más altos, las mujeres siguen excluidas de la adopción de las principales decisiones económicas”.

Al respecto, Deborah France-Massin, directora de la Oficina de Actividades para los Empleadores de la OIT, considera que todavía queda mucho camino por recorrer antes de alcanzar una verdadera igualdad de género en el lugar de trabajo, más aún cuando se trata de cargos directivos. “Es primordial que más mujeres alcancen puestos directivos superiores en áreas estratégicas para disponer de una reserva más amplia de potenciales candidatas a cargos como directoras ejecutivas o presidentas de una empresa, ” refiere.

Lo recomendable

Para lograr ascender a la cima de la pirámide jerárquica y acceder a los altos cargos, el documento de la OIT sostiene que es fundamental que las mujeres adquieran experiencia en cargos de gestión como operaciones, ventas, investigación y desarrollo de productos y en funciones de dirección general.

Pero, la tendencia muestra que el sexo femenino se encuentra asociado a funciones gerenciales en áreas como recursos humanos, relaciones públicas y comunicaciones, finanzas y administración, con lo que solo pueden ascender hasta cierto punto en la jerarquía organizacional. De ahí que se requiera un verdadero cambio de dirección para que un mayor número de mujeres acceda a la dirección de las empresas y la ansiada igualdad de género se concrete.

Datos

67% de lo que gana un hombre es el sueldo promedio mensual que percibe una mujer, según el INEI. Una muestra de la brecha salarial.

18 mujeres jefes de Estado había en el mundo hasta marzo del 2014. Tres de ellas estaban en países vecinos: Brasil, Chile y Argentina.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here