En el marco de su política de prevención de conflictos sociales y controversias, el Ejecutivo presenta el tercer número del Informe Willaqniki, estudio que se convierte en un termómetro social del país, sentando las bases para la oportuna atención de las diferencias existentes entre grupos sociales, comunidades e industrias extractivas o problemas limítrofes, entre otros.

willaqniki_03

Cumpliendo con su compromiso de informar a la ciudadanía, la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), a través de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) publica esta nueva edición del informe bajo el título de “Las culturas y el conflicto en el Perú: Contextos socioculturales”.

De esta manera, cubre un tema central para el análisis de la conflictividad en el país, abordando los elementos culturales y sociales que dan cuenta de las representaciones, imaginarios y relaciones sociales presentes en la historia y cultura del país.

El informe busca indagar de manera inicial la denominada “cultura del conflicto” que se encuentra presente como una forma de vida y representación social en nuestro país, planteando así el reto de tratar la gestión de los conflictos sociales en toda su complejidad, lo que resulta indispensable para prevenirlos, gestionarlos y transformarlos.

Asimismo, y continuando con la línea planteada por el primer informe, Willaqniki 3 hace un análisis del panorama mensual de los conflictos que la ONDS está abordando. Así, al 30 de enero del 2013 se tienen registrados 63 casos, incluyendo uno nuevo que se desencadenó en Cajamarca.

La mayoría corresponde a desavenencias relacionadas con el uso de los recursos naturales e industrias extractivas, confirmando la tendencia señalada en el número anterior. El análisis incluye tres casos emblemáticos por su repercusión en la escena nacional y pública, como lo sucedido en el distrito de Kañaris (Lambayeque), La Mesa de Candarave y Pucamarca (ambos en Tacna).

Por otro lado, en el aspecto de prevención se han registrado 42 casos, incrementándose cuatro nuevos respecto al informe anterior. Tal como sucede con los conflictos en gestión, la mayoría de casos en etapa de prevención, corresponden a diferencias y controversias suscitadas por proyectos mineros y de hidrocarburos (22).

Resulta importante resaltar que, en materia de prevención, el Gobierno ha avanzado en la implementación del Sistema de Alerta y Respuesta Temprana (SART), desarrollándose un conjunto de talleres de capacitación a más de 100 gobernadores regionales y provinciales de todo el país, para adiestrar a estas autoridades en el uso de herramientas enfocadas en la prevención y reacción frente a los conflictos sociales.

Acceda al informe completo aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here