Inicio Destacados Presentan resultados de Semáforo de Políticas Públicas sobre seguridad ciudadana

Presentan resultados de Semáforo de Políticas Públicas sobre seguridad ciudadana

176
0

El año pasado, Intelfin Estudios y Consultoría, la Universidad Continental y Gestión lanzaron el Semáforo de Políticas Públicas, una iniciativa para que los expertos y ciudadanos puedan dar su opinión sobre las diferentes políticas públicas propuestas por las autoridades de gobierno.

El día jueves 13 de febrero, se presentaron los resultados de la tercera edición de esta iniciativa, en torno al tema de seguridad ciudadana. El evento contó con la participación de: Miguel Hidalgo, exministro del Interior; Mariana Liona, ex directora general de Información para la Seguridad del Ministerio del Interior; Ricardo Valdés, exviceministro de Seguridad Pública del Ministerio del Interior; Carlos Romero, expresidente del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), y el general César Gentile, secretario técnico del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana (Conasec).

Las tres políticas evaluadas fueron la estrategia de patrullaje integrado, la estrategia multisectorial “Barrio Seguro”, y el proyecto “Lima 360°: todos juntos por la seguridad ciudadana”. La primera medida es una
iniciativa de la Municipalidad Metropolitana de Lima, y consiste en mejorarlas estrategias de patrullaje integrado y registro de denuncias distritales, a partir de la coordinación entre los serenazgos de la Municipalidad Metropolitana de Lima, las municipalidades distritales y la Policía Nacional del Perú (PNP) . En ese sentido, se espera que la interoperabilidad de las municipalidades y la PNP permita incrementar la probabilidad de detección de delitos y captura de delincuentes.

La segunda es una estrategia conjunta del Ministerio del Interior, quien la lidera, la PNP, el Ministerio del Trabajo y Promoción del Empleo, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, entre otros. Esta medida incluye la aplicación de la policía comunitaria, la articulación con programas sectoriales que abordan factores de riesgo, la recuperación de espacios públicos, el fortalecimiento de las Juntas Vecinales y las brigadas de Autoprotección Escolar, entre otros.

La tercera medida, implementada por la Municipalidad Metropolitana de Lima, comprende estrategias como la interconectividad entre los sistemas de vigilancia, la creación de la red de voluntarios de seguridad ciudadana, la consolidación del Serenazgo sin Fronteras, entre otras, que permiten reducir la incidencia de victimización y recoger estadísticas integradas para la toma de decisiones estratégicas.

Estas tres políticas fueron mejor calificadas por los expertos que por los ciudadanos. Esta circunstancia es coherente con la percepción de alta inseguridad de la población. De igual manera, los expertos identifican oportunidades de mejora para estas tres políticas y sugieren realizar algunos ajustes, tal como se puede apreciar a continuación:

1 EI patrullaje integrado necesita de condiciones habilitantes adicionales

Esta medida es un complemento, por sí sola no resuelve la inseguridad. Los expertos advierten que se deben desarrollar las capacidades de los agentes de la PNP y del Serenazgo para que esta iniciativa reduzca los índices de victimización. Asimismo, recomiendan las siguientes condiciones habilitantes: (i) cobertura geográfica estratégica todo el día, (ii) adecuado registro y análisis de la información, (iii) sistema de seguimiento
al patrullaje para verificar su correcto funcionamiento, entre otras. Por otro lado, los ciudadanos indican que las autoridades se deben concentrar en mejorar el tiempo de respuesta ante las alertas de la población.

2 Barrio Seguro es un esfuerzo que debe ampliar su cobertura

Se espera que se amplíe la cobertura de esta iniciativa y que se difunda de manera adecuada en los barrios en los que se implemente. Asimismo, los expertos aseguran que no se ha logrado una adecuada articulación entre instituciones ni entre programas para reducir los factores de riesgo de la delincuencia. En relación a ello, los ciudadanos mencionan que es necesario un mayor compromiso de los sectores involucrados y que sus programas o capacitaciones no sean desarrollados en zonas alejadas a los barrios intervenidos.

3 Lima 360° promueve la integración de esfuerzos de los actores públicos y privados

Los expertos reconocen que esta política tiene gran potencial, pero advierten que su éxito depende de que se acelere la interconexión de todas las municipalidades distritales de Lima. Asimismo, sugieren desarrollar con mayor énfasis algunas de las siguientes estrategias: videovigilancia integrada, disponibilidad rápida para víctimas, intervención interconectada de servicios de emergencia, mejor distribución del patrullaje, inteligencia analítica de datos, entre otros.

Recomendaciones sobre las políticas públicas en materia de seguridad ciudadana

Durante el evento, el exministro del Interior, Miguel Hidalgo, resaltó la importancia de la seguridad ciudadana y destacó que se encontraba reconocida como una de las políticas del Acuerdo Nacional. Los expertos enfatizaron la necesidad de enfrentar el problema de la inseguridad ciudadana a través de una estrategia multisectorial.

En la misma línea, Carlos Romero, expresidente del INPE, enfatizó que el rol de la PCM es fundamental para lograr el involucramiento de los distintos sectores. Asimismo, los expertos precisaron que la lucha contra la inseguridad ciudadana es una competencia compartida entre el Gobierno nacional y los gobiernos locales.

Por otro lado, hubo consenso acerca de la importancia de reforzar la prevención social de factores de riesgo relacionados con la delincuencia. Al respecto, el secretario técnico del Conasec, César Gentiles, señaló que
Barrio Seguro se inició en el 2016 sobre la base de dos pilares: la focalización de la intervención en los sectores más vulnerables al crimen y a la violencia; y la generación de un nuevo componente de lucha contra la criminalidad: la prevención social.

Por su parte, Carlos Romero señaló que los indicadores deberían estar orientados no solo a fortalecer la labor policial, sino también a ver los condicionantes sociales. Sobre el particular, señaló que hay evidencia de que la violencia física en el hogar es uno de los principales condicionantes sociales.

Según el Censo Nacional Penitenciario, un factor de riesgo importante es la alta violencia física presente en los hogares de los victimarios cuando eran niños, hacia ellos o hacia sus madres, por parte de sus parejas. Se resaltó que muchos problemas de seguridad ciudadana no se deben a un error de diseño sino de implementación de las políticas públicas. Asimismo, se propuso, como reflexión para los diseñadores de políticas públicas, tener en cuenta las características de los actores encargados de su ejecución.

Por último, se reiteró la importancia de involucrar a los ciudadanos en las políticas públicas de seguridad ciudadana.

Expertos en seguridad ciudadana opinan sobre los resultados del semáforo

MARIANA LLONA
Ex directora general de Información para la Seguridad del Ministerio del Interior

“Se debe tomar en cuenta tres aspectos fundamentales. Primero, recursos humanos: el actor central es la PNP y la comisaría es el núcleo de la estrategia Barrio Seguro. Segundo, articulación intersectorial e intergubernamental. La seguridad ciudadana es una competencia compartida con la municipalidad. Tercero, inversión: si la seguridad ciudadana es uno de los principales problemas del país, pues hay que invertir en ella. Un estudio que recientemente ha publicado la Dirección General de Información para la Seguridad del Ministerio del Interior muestra que, de 75 proyectos de inversión pública en seguridad ciudadana, solo el 48% concluyó su fase de inversión y, de estos, solo el 85.7% se encuentra funcionando y en buenas condiciones. Los problemas no están necesariamente en el diseño de la estrategia sino en la implementación, es decir, en la gestión pública”.

CÉSAR GENTILES
Secretario técnico del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana (Conasec)

“La priorización de los criterios de focalización e intervención de cada sector no está muy alineada con la estrategia multisectorial Barrio Seguro. Por ello se necesita lograr un alineamiento en el criterio de intervención de todos los sectores que participan en la estrategia como son Educación, Trabajo, Vivienda, y Desarrollo e Inclusión Social, a través de sus programas de control de factores de riesgo, ello permitirá que se pueda intervenir de manera homogénea en todos los barrios involucrados. Sin embargo, es necesario reconocer que se ha venido mejorando. Este proceso efectivamente ha llevado a que la estrategia se vaya sosteniendo sobre la consolidación de la intervención policial, la intervención comunitaria y, sobre todo, la prevención social”.

RICARDO VALDÉS
Exviceministro de Seguridad Pública del Ministerio del Interior

“Hay cinco dimensiones para analizar la inseguridad ciudadana. Dimensión política: la clave está en cómo reducimos la brecha entre aquello que queremos lograr como política con lo que pasa en la realidad. Dimensión económica: el impacto de la inseguridad en la economía. Según el BID, el costo de la inseguridad en el Perú fue de US$ 10,325 millones en el 2016 (2.77% del PBI de ese año). Dimensión social: según el INEI, menos
del 20% de delitos se denuncia. Dimensión judicial: la impunidad es muy alta. El campo del delito es como un gran embudo: cuánto llega a la PNP, cuánto al Ministerio Público, cuánto al Poder Judicial y cuánto al INPE. Dimensión comunicacional: la información sobre inseguridad ciudadana que se transmite no incluye un análisis ni recomendaciones para la población”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here