Estancado. Tras 10 años del proceso, los estudiosos del tema piden descentralización fiscal y ordenamiento territorial, también que el órgano autónomo asuma la reforma.

plantean relanzar descentralizacion

Al cumplirse diez años del proceso de descentralización, expertos en el tema coinciden en que una de las reformas más trascendentes iniciadas en el país se encuentra estancada y es necesario un relanzamiento.

Según Javier Azpur, director ejecutivo de Propuesta Ciudadana, al observar el proceso se evidencia un estancamiento en el plano fiscal, pues no existe un sistema con criterios e indicadores claros en la asignación de los recursos.

“Aún es un tema de discrecionalidad del MEF, que en función de sus criterios decide cuánto le corresponde a cada nivel de gobierno”, explica.

En cuanto a la transferencia de competencias, Azpur afirma que tampoco se ha avanzado mucho porque no obstante haberse transferido gran cantidad de funciones a los gobiernos regionales, en los hechos se ha limitado a lo meramente administrativo.

“No se ha hecho una reforma integral para que los gobiernos regionales asuman de manera efectiva su rol. En general no hay claridad sobre dónde empieza y dónde termina la responsabilidad de cada nivel de gobierno”, asegura.

Azpur recuerda que luego del fracaso del referéndum del 2005 para conformar macrorregiones se puso en agenda la necesidad de avanzar en un plan de regionalización y ordenamiento territorial, pero que hasta hoy no hay nada concreto.

Eduardo Ballón, experto en temas de descentralización y secretario técnico de la ANGR, coincide con Azpur y subraya que los avances importantes en el proceso de descentralización se han dado en el terreno político-administrativo antes que en el económico.

“Los diez años de la descentralización son una oportunidad para que el gobierno nacional, los gobiernos regionales y los gobiernos locales relancen la reforma corrigiendo sus limitaciones y defectos, y priorizando los temas de descentralización fiscal y ordenamiento territorial”, refiere.

Ballón considera que la Secretaría de Descentralización de la PCM se ha mostrado insuficiente y no tiene fuerza ni los recursos para cumplir con este desafío, por lo se hace necesario instituir un mecanismo de coordinación intergubernamental que sea el que conduzca el proceso.

Por su parte, Eduardo Barzola, secretario ejecutivo de Remurpe, afirma que es crucial que un órgano autónomo, como era el Consejo Nacional de Descentralización (CND), asuma el proceso con seriedad.

“El gobierno aprista lo desapareció con la excusa de que no funcionaba bien, en lugar de potenciarlo”, afirma.

Barzola menciona que pese a las promesas de campaña, el gobierno actual no ha mostrado mayores avances en la descentralización, lo cual, dice, puede explicarse en una coyuntura de conflictos sociales que enfrenta al Ejecutivo con los gobiernos subnacionales.

En este contexto, Azpur apuesta más bien por un nuevo pacto por la descentralización y advierte que sería un gravísimo error afirmar una estrategia de continuidad en este terreno.

“Esperemos que en el mensaje del 28 de julio el gobierno retome las banderas y propuestas iniciales sobre la descentralización”, subraya.

Ida y venidas de una reforma trascendental

En marzo de 1987, durante el primer gobierno aprista, se promulgó la Ley de Bases de la Regionalización, cuyo marco legal establecía la existencia de 12 regiones.

En diciembre de 1992, el régimen fujimorista anula el proceso de descentralización y sustituye a los gobiernos regionales por los Consejos Transitorios de Administración Regional (CTAR), creados para cada departamento.

Durante el gobierno de Alejandro Toledo se retoma el proceso. En marzo del 2002 se realiza una reforma constitucional al capítulo sobre Descentralización. El 17 de julio de ese año se promulga la Ley de Bases de la Descentralización. Se convoca a elecciones regionales y municipales.

En setiembre del 2002 se conforma el Consejo Nacional de Descentralización (CND) para conducir el proceso. El 30 de octubre del 2005 se realiza sin éxito el referéndum para conformar macrorregiones.

En enero del 2007 se desactiva el CND. En diciembre del 2008, el Ejecutivo instala el Consejo de Coordinación Intergubernamental que debía conducir el proceso de descentralización, pero se transformó en instancia consultiva de la Secretaría de Descentralización de la PCM.

(La República)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here