Pasó de la posición 67 a la 61 en el Reporte de Competitividad Global 2012-2013, que destacó la situación macroeconómica, pero ubicó al país en los puestos más bajos de la región en cuanto a carga burocracia y calidad de la educación.

Logo Marca  País

El Perú subió seis escalones en el Reporte Global de Competitividad 2012-2013, elaborado por el World Economic Forum (WEF), pasando del puesto 67 -del reporte anterior- al 61, entre un total de 144 países analizados.

“Continuando con su ascenso de los últimos años, Perú sube seis puestos en el ranking y alcanza el lugar número 61. Las mejoras a la situación macroeconómica del país (puesto 21), a pesar de un aumento de la inflación, han reforzado esta tendencia al alza, mientras que la situación en la mayoría de los otros pilares se ha mantenido estable o se ha deteriorado un poco”, comenta el reporte.

Este resultado lo ubicó como uno de los países que avanzó más posiciones este año en la región, donde también se encuentra Panamá (mejoró nueve posiciones), Brasil y México (cinco). Mientras que Colombia, Chile y Argentina descendieron una, dos y nueve posiciones, respectivamente.

En general -señala el reporte- el Perú continúa gozando de los beneficios de sus políticas de liberalización que han apoyado a los altos niveles de eficiencia en las mercancías donde el Perú ocupa la posición 53, el trabajo (45), y los mercados financieros (45).

Entre los retos importantes que aún tiene el Perú está el fortalecimiento de sus instituciones públicas (puesto 118), donde se cuestionan la eficiencia del gobierno (100), causada por la excesiva carga burocrática (128) y la independencia judicial débil.

La calidad de infraestructura de transporte (97), la baja capacidad de innovación y desarrollo tecnológicos (118), y la calidad de la educación (132) son otros factores en los que el Perú aún tiene una ardua tarea pendiente.

(Gestión)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here