Si bien es importante que los empleados cuiden sus formas de expresión y dejen de lado los comentarios negativos para no afectar su ambiente laboral, los gerentes también deben tener en cuenta una serie de tips para cuidar la relación con sus trabajadores. Tome nota de las recomendaciones realizadas por Forbes.

getion_publica_trabajo_en_equipo

1. “Yo pago tu sueldo. Tienes que hacer lo que digo”. Además de ser una afirmación dictatorial, debe tener en cuenta que las amenazas y los juegos de poder no son la manera correcta de inspirar lealtad entre sus trabajadores, mucho menos fomenta la productividad de los mismos. Los buenos líderes no necesitan amenazar.

2. “Eres muy afortunado de recibir este bono”. Los mejores gerentes son aquellos que se sienten satisfechos al recompesar a sus empleados por su buen desempeño laboral, pues son conscientes de que sus trabajadores contribuyen al bienestar de la organización.

3. “Estuve aquí ayer por la noche y el sábado por la mañana ¿Dónde estabas?” Está expresión resulta bastante errónea, los empleados pueden sentirse presionados para estar al servicio de la empresa durante todo el día (24*7), por lo que apelar a este tipo de frases conlleva a la insatisfacción de sus subordinados. Si un director o gerente labora durante más de horas de las establecidas, esto no significa que sus empleados deban hacer lo mismo.

4. “Usted debe permanecer aquí, no vamos a discriminarla por ser mujer”. Un buen jefe jamás discrimina, tampoco hará que un empleado se sienta vulnerable, directa o indirectamente, como resultado de su género, raza, afiliación política o religiosa.

5. “Tenemos que reducir los costos” (mientras tanto, el gerente adquiere un nuevo escritorio). Cuando los tiempos son difíciles, los supervisores deben guardar respeto ante los desafíos que deben enfrentar sus empleados. Los gerentes deben dar el ejemplo.

6. “No quiero escuchar sus quejas”. Como jefe debe buscar información, incluso si ello implica oír comentarios negativos. Un buen gerente debe tener en cuenta los problemas de sus empleados. Ello permite construir una estrecha relación entre ambos dando paso a la lealtad.

7. “Siempre lo hemos hecho así”. Este tipo de declaraciones estropea la innovación o eventuales iniciativas por parte de sus trabajadores. “¿Qué sugieres que hagamos para mejorar?” es una buena pregunta. Los empleados saben qué se puede y se debe hacer dentro de la empresa, para realizar de manera más efectiva las actividades laborales. Por ello, los gerentes deben motivar a sus trabajadores para que encuentren soluciones creativas a los problemas, además de recompensarlos por su aporte.

8. “Estás haciendo un trabajo terrible”. Los gerentes deben comunicar las expectativas u objetivos de la empresa, por lo que deben brindar a sus empleados los recursos, presupuestos, plazos, formación y apoyo necesarios para la realización de una determinada tarea. Es importante consultarles a los trabajadores si comprendieron las instrucciones dadas, para repetirlas en caso sea necesario. Los errores cometidos por los trabajadores pueden obedecer a su falta de competencia para la labor asignada, o a que las instrucciones han sido poco claras.

9. “Eres un estúpido”. La ira, la denigración y el menosprecio son un impacto altamente negativo para el trabajador. Los jefes deben saber comportarse con ética, cortesía y profesionalismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here