Ad portas de discutirse la gran reforma laboral del Estado en el Congreso de la República, Juan Carlos Cortés, titular de Servir, entidad encargada de elaborar el proyecto y el reglamento respectivos, aclara que se apunta a brindarle mayores beneficios a los trabajadores.

julio_cortez

-Los sindicatos laborales señalan que pese a ser los principales actores de esta gran reforma no han sido consultados para la elaboración de la Ley del Servicio Civil.

La Confederación Intersectorial de los Trabajadores Estatales (CITE) en julio del 2012 nos presentó un proyecto de Ley que ha sido una de las bases, junto con otras cosas obviamente, como la experiencia internacional y los proyectos anteriores, para efectos de hacer la propuesta que hemos presentado en el Congreso.

-Sin embargo, da la sensación que aún así no se hubiera recogido su voz.

Siempre ha habido conversaciones y lo que privilegiamos en este momento fue que el Poder Ejecutivo tuviera una sola visión del tema y una sola norma, sobre todo considerando el involucramiento del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). La discusión de una manera más amplia tendrá lugar en el Congreso.

-¿Sería equívoco decir que los trabajadores perderían beneficios al pasar al Servicio Civil?

Creo que no perderán, porque estamos tratando de implementar una mejora en orden y beneficios, por ejemplo, en el sentido de que lo que tú recibas sea efectivamente remuneración y ya eso es una ventaja importante para un trabajador 276 o un CAS.

-¿No se viola ningún acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con esta Ley?

Que se esté eliminando ciertos derechos que actualmente están recibiendo y que vaya contra la OIT, no.

CONCURSO Y EVALUACIÓN

-¿Cómo será el pase progresivo al Servicio Civil?

Se comenzará con todos. Lo que se ha planteado es que las instituciones pasen al nuevo Servicio Civil y para que puedan pasar tienen que cumplir con el mapeo de puestos, perfiles, valorización y concurso. Cuando se haga el concurso la idea es tener ya los puestos y los perfiles. A ese concurso van todos, 276, 728 y CAS. Quienes irán primero depende de los incentivos que se coloquen en la norma para efectos de que las personas quieran pasar o no.

-¿Los trabajadores que opten por no migrar serán regulados también por el reglamento del Servicio Civil?

Los trabajadores 276 y 728 que no quieran pasar, por derecho, seguirán siendo regulados por sus reglas establecidas, salvo algunas que específicamente estamos señalando. Pero todos serán evaluados en función de las metas establecidas y del desempeño que han tenido. La idea no es que van ser evaluados especialmente para ver cómo los sacamos, eso no tiene ningún sentido.

-¿En qué difiere el concurso de la evaluación?

El concurso es para que la institución ingrese al Servicio Civil luego viene la evaluación, que es una vez al año y anualmente tiene que haber una evaluación en la institución.

-¿Las mismas instituciones públicas definirán la cantidad de servidores que necesitan?

Sí, a través del mapeo de puestos. En función de eso nosotros vamos a saber qué puestos necesitamos y vamos a establecer en cada uno de los puestos cuáles son los requisitos que debe cumplir y las competencias que rigen para cada persona.

-¿Consideran cumplible la meta de hacer esta migración en siete años como lo establece la Ley?

Ojalá podamos hacerla mejor, pero hay varias instituciones que son muy complejas porque son grandes o porque están muy alejadas. Puede ser que sea menos, ojalá que así sea pero un tema adicional es el económico, es decir, cuánto nos irá costando en el transcurso de los años.

-¿Se puede estimar qué porcentaje migrará en los primeros años?

En realidad no, porque falta hacer la valorización de puestos, que definirá cuánto más va a costar en cada institución o si será igual. Además desconocemos si todos los trabajadores que están en 728 y 276 van a querer pasar, pues en función de eso se podrá hacer números reales.

-Podría pensarse que el Tribunal de Servir será juez y parte en los procesos de resolución.

Una de las cosas que ha caracterizado al Tribunal siempre es su independencia, autonomía y profesionalismo. No lo veo como un peligro y con mayor razón con las personas que están en este momento.

-¿En qué situación quedarán las Carreras Especiales?

Creemos que en algún momento podrán mantenerse como Carreras Especiales, pero que comiencen a empaparse más de aquellas cosas positivas que tenga el Servicio Civil, porque el principio es meritocracia, atención al ciudadano y preocupación por la gente que trabaja en el Estado. Es algo que venimos trabajando desde el año pasado.

-¿Se ha discutido con el Ejecutivo si la entrada en vigencia de esta Ley será anunciada el 28 de julio?

Eso lo decide el Presidente, no nosotros. Pero el Presidente sí ha estado involucrado en varias cosas.

EN DOS AÑOS SE SABRÍA CUÁNTOS TRABAJADORES HAY

Servir informó que mientras se avanza con esta reforma, paralelamente existe un trabajo que está haciéndose para contar con un sistema de información el cual arroje inmediatamente el número de trabajadores públicos en cada sitio.

“Con lo que se está trabajando, que va a demorar algunos meses, se tendrá una información exacta y oportuna de cuántos servidores somos, dónde están, cuáles son sus características y en función a eso se tomarán las políticas del sector”, comentó Cortés.

El Presidente Ejecutivo del Servir precisó que los primeros resultados se tendrían dentro de un par de años, dado que es un proyecto muy grande que se está trabajando de manera conjunta con el MEF.

(La República)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here