Por: César Huamanchumo Plasencia (*) Luego del pitazo final de La Haya, la política exterior de Perú habrá de enfilar su habilidad diplomática hacia tópicos con más sustancia económica que impacten en el bienestar nacional. Con 17 TLC en vigencia, el país muestra un vigoroso 50% como grado de apertura comercial, con ingresos incrementales año a año en divisas por turismo e inversión extranjera. Acelerando el compás integracionista, se viene participando con mucho ímpetu en la Alianza del Pacífico (octava economía del mundo según talla del PBI), que acaba de liberar 92% del comercio intrarregional de bienes y servicios. También se negocia en el aún polémico Trans Pacific Partnership (TPP) y alista lapiceras para suscribir TLCs con Turquía, Rusia e India. Según probaron Bhagwati, Lawrence y otros economistas, el free market equivale a un chip acelerador del crecimiento económico que Perú contiene inside.

diplomaticos

El Prof. Moomaw arguye que la diplomacia comenzó con simples reuniones entre emisarios para discutir “próximos pasos” entre tribus, estados e imperios. Hoy, la diplomacia ya no es tan sencilla. Ha evolucionado en su saber y tiene a cargo un conjunto cada vez más amplio de asuntos complejos que los estados enfrentan en la comunidad mundial. La “New Diplomacy” lidia con temas tan diversos como Derechos Humanos, Medio Ambiente, Corrupción, Tecnología, Terrorismo, Comercio, Globalización y afines. Las crisis recurrentes y la permanente disputa de hegemonía entre naciones y empresas suscitan la aparición de nuevos actores con peso internacional abordando los fueros, antaño exclusivos de la diplomacia. (“New Diplomacy”. Discussion Paper. William R. Moomaw. Center for International Environment and Resource Policy. The Fletcher School.Tufts University).

Moomaw indica que el mundo todavía no sabe en definitiva como gestionar una “New Diplomacy” y propone que aquella debe actuar como “Diplomacia para el Desarrollo Sostenible”, atendiendo los rubros de orden económico, social y ambiental, ayudando a crear sociedades que satisfagan las necesidades de su población. Recalca, además, que la globalización no sólo toca la economía. Comprende una gama de hot issues entre ellos la equidad, el impacto de la explotación de los recursos en el medio ambiente, salud y bienestar de los trabajadores. Abarca también información, conocimiento y ciencia. Asimismo, ofrece links e interfaces con corporaciones privadas y ONGs que cruzan las fronteras nacionales ejecutando funciones donde gobiernos y sus agencias no suelen hincar el diente.

Esta troika de actores en acción sirve de base para postular la existencia de una “Triplomacy”, a ser implementada con especialistas que emplean una “triple lente” la cual les provee visión de amplio rango, útil en cerrar alianzas y equipos multidisciplinarios trabajando con elevada eficacia (“Why Triplomacy is the New Diplomacy”. Deborah Winslow Nutter. Senior Associate Dean at The Fletcher School. Tufts University).

Crecientemente los negocios nutren de pragmatismo la relación entre estados. En este Siglo de Negocios y Emprendimientos Globales se registran 575 Acuerdos de Integración Regional notificados y 379 en ejecución (www.wto.org) que, convalecientes por la crisis del 2008, tratan de expandir el ritmo del comercio. El derrumbe de aranceles y papeleos aduaneros ha creado un vasto freeway para negocios planetarios, los cuales son defendidos por los respectivos gobiernos. CEO´s y gremios empresariales posibilitan no sólo el intercambio mundial sino también hacen defensoría permanente de sus transacciones, para lo cual efectúan lobby ante gobiernos y autoridades de otros países, configurando una agresiva Diplomacia Pública en auge, tal como Edmund Gullion previera en 1965.

No extraña por eso que, dentro de “Los Diez Intereses de Política Exterior de Chile” fijados por el Ministerio de Relaciones Exteriores (www.minrel.gob.cl), el N°1 afirme “Promover los intereses económicos de Chile y la asociación comercial con otros países”, en tanto el N° 2 señala “Contribuir al fortalecimiento de la integración regional”. Brasil coincide con la tesis anterior. Dentro de sus funciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores (www.itamaraty.gov.br) señala en el ítem 2. “Proponer al Presidente de la República líneas de actuación en la conducción de negocios extranjeros”. Agrega en el punto 5. “Administrar las relaciones políticas, económicas, jurídicas, comerciales, culturales, científicas, técnicas e tecnológicas de Brasil con la sociedad internacional”. En mucho, la diplomacia actual se enmarca con fuerte matiz dentro de la célebre máxima de Charles De Gaulle que “los países no tienen amigos sino intereses”.

Importante remarcar el consenso sobre el paradigma que el binomio tecnología-innovación continuará irradiando positiva influencia en los esfuerzos de los países emergentes hacia el desarrollo. Desde 1992 la ONU cuenta en su organigrama con la Commission on Science and Technology for Development (CSTD), la cual cumple el mandato de proporcionar asistencia de alto nivel al Consejo Económico y Social (ECOSOC), en la formulación de políticas y programas hacia la Sociedad del Conocimiento.

Precisamente en una Resolución sobre Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de su 16° Reunión (3-7 Junio del 2013), la CSTD enunció, entre otros acápites ” … que los hacedores de políticas debieran estar alertas al avance de la innovación, identificando oportunidades hacia el desarrollo de sus países, atendiendo especialmente las tendencias y posibilidades de progreso para el desarrollo local, pequeñas empresas, emprendedores y personas individuales…” Declarado país de renta media alta, Perú ha perdido el estatus exclusivo de beneficiario de ayuda financiera extranjera. Por tanto, debe priorizar la captación de cooperación científica y tecnológica.

Cancillería entonces tiene que virar su gestión en allegar conocimiento e innovación reconocidos como key factors del progreso, tal como lo hace Itamaraty desde hace décadas. En Perú resulta crucial mejorar la gestión negociadora en atraer inversión extranjera directa (IED) sobretodo la llamada “greenfield” destinada a financiar la manufactura de bienes exportables con alto input tecnológico, propiciando la Competitividad Productiva y el Cambio de la Matriz Exportadora. Si no se aplica al menos 25% anual de inversión privada, será difícil que el PBI crezca al 6%, requerido para llegar al 2021 ondeando competitividad e inclusión. Con escaso presupuesto en tecnología (0.1% del PBI según cifras al 2012), el árbol de I+D+i será ralo y no hará sombra para cobijar esperanzas de un mejor mañana.

Cancillería ha perdido influencia en promoción de exportaciones, luego que las Oficinas Comerciales fueran transferidas a Mincetur. Es imperativo que Torre Tagle salte de la pasividad a la resilencia y, asimilando los desafíos del Siglo 21, diseñe un Plan de Promoción Económica Exterior todavía ausente en el ROF sectorial. Será apropiado que en el actual proceso de reestructuración el Ministerio de RR EE potencie su tonicidad institucional a fin que pueda conducir una smart strategy en el fieramente competitivo Siglo 21 construyendo escenarios futuribles de la Agenda Global.

Por su lado, la Academia Diplomática del Perú (ADP) habrá de afinar su tunning con los desafíos del Mañana actualizando su malla curricular incluyendo sólida preparación en prospectiva, inversión, promoción de negocios, economía, transferencia tecnológica, comercio, innovación. Renovar periódicamente la plana docente es un must, convocando personalidades y expertos con dominio de los trends globales. Dotar a la ADP de world-wide class y posicionarla como la mejor de la Región en su campo deviene compatible con vigorizar la musculatura institucional de Torre Tagle que es, en rigor, la primera y mayor transnacional de Perú cuyo aporte al desarrollo seguirá siendo estratégicamente invaluable.

APEC, la Alianza del Pacífico y el Acuerdo Transpacífico (si se aprueba con transparencia) constituyen alianzas multilaterales donde una nueva generación de diplomáticos peruanos habrá de batallar en pos de ampliar las oportunidades en comercio e inversión, acelerando la travesía hacia un smart growth con igualdad distributiva. El reto ineludible consiste en perfilar una moderna política de promoción económica exterior con alto contenido prospectivo, como nave madrina de Perú en las turbulentas corrientes de los Global Business en sus variantes de e-commerce, trade by tasks, offshore, etc., insertando competitivamente a las mipymes en las Global Value Chains.

La actual Unión Europea germinó en un surco trazado por los preclaros Monnet y Schuman quienes con fina percepción futurista crearon la Comunidad del Carbón y Acero, columna de macizo pragmatismo a la cual se añadieron otros proyectos comunitarios con beneficios tangibles para los países asociados. El ideal visionario de ambos precursores debiera inspirar la generación de una Nuevo Diplomático del Siglo 21, con enfoque prospectivo, habilidad negociadora y énfasis promotor, capaz de posicionar los intereses nacionales en un mundo impredecible donde la Ley de Moore reconvierte la tecnología cada 18 meses, acelerando el paso hacia la Sociedad del Conocimiento.

(*) Mg. César Huamanchumo. Presidente del Comité de Emprendimiento, Tecnología e Innovación (CETICEL) – Colegio de Economistas de Lima

cesar huamanchumo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here