Cepal informó que en la región el promedio es de tres empleos, y en los sectores productores de bienes y en comercio se llegan a crear hasta siete, mientras que en turismo son seis por cada millón de dólares que se invierte.

gestores publicos generacion empleos

Si bien el Perú registró en el 2012 el mayor crecimiento de los flujos de inversión extranjera directa (IED), la cantidad de empleos creados por cada millón de dólares de dicha inversión es de dos puestos de trabajo directo (en promedio), cifra que está debajo del promedio regional (tres empleos) y entre las más bajas de América Latina y El Caribe.

Así lo demuestra el estudio “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe – 2012”, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), según el cual el promedio para la región es de tres puestos de trabajo, mientras que en Chile la inversión extranjera directa genera 1.8 empleos (ver gráfico).

Factores

El contenido de empleo de la IED presenta diferencias muy significativas entre los países, asociadas a los sectores y a las estrategias que motivan a las casas matrices a invertir en la región (la búsqueda de materias primas; acceso a mercados internos; la obtención de ganancias de eficiencia en las plataformas de exportación; el acceso a activos de importancia estratégica), pero uno de los factores determinantes es el destino sectorial de la inversión extranjera directa.

El estudio refiere que la distribución sectorial de la IED recibida por la región en el 2012 mantiene una estructura parecida a la del promedio de los cinco años anteriores (un pequeño incremento del peso relativo de los servicios -que representaron el destino más importante (44%)- y una leve reducción de la manufactura, que continuó representando el 30%; los sectores basados en los recursos naturales mantuvieron la misma participación que durante el período 2007-2011 (26%).

En el Perú la inversión extranjera directa se concentra en sectores como minería, hidrocarburos, otras actividades extractivas (más del 40% en conjunto) y de otras (telecomunicaciones) que no son intensivas en mano de obra (empleo directo).

“Los argumentos y la evidencia presentada aportan elementos al debate acerca de la importancia de considerar no solo los montos de IED, sino también las características de los proyectos de inversión y su adecuación a las necesidades de las agendas de desarrollo de los países, ya que la mayor presencia de IED no garantiza una mayor capacidad para generar empleo”, concluye el estudio.

Perspectivas

Dada la reciente caída de los precios de algunos productos básicos (entre ellos los metales), puede moderar el fuerte crecimiento de la IED en el sector de recursos naturales que se ha observado en los últimos años en la región (y en el Perú), “sin llegar a paralizar los grandes proyectos que ya están en marcha”. La Cepal estima que las corrientes de IED hacia América Latina y el Caribe variarán entre el -3% y el 7% este año respecto al 2012.

(Gestión)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here