Alinear sus objetivos profesionales con las metas de la compañía, tomar la iniciativa en proyectos y proponer alternativas de solución ante inconvenientes son algunos tips recomendados por Forbes para ganarse la confianza de su superior.

getion_publica_trabajo_en_equipo

Los especialistas Al Coleman, autor de Secrets to Success: The Definitive Career Development Guide for New and First Generation Professionals, y Anita Attridge, entrenadora ejecutiva, comparten para Forbes algunos tips para que los miembros de un equipo de trabajo puedan ganarse la confianza de sus jefes.

Haga su trabajo y hágalo bien:

Aunque parezca obvio, muchos de los trabajadores no realizan las tareas básicas que se requieren de ellos. Si hace un esfuerzo diligente y lleva a cabo un buen trabajo, su jefe estará satisfecho.

Los empleados que hacen un buen trabajo, de manera coherente, eficiente y profesional son una delicia para manejar, además le permiten a su gerente centrarse en los temas críticos de la organización. Mientras su jefe se centre menos en el cumplimiento de otras tareas, como las de sus colaboradores, entonces podrá enfocarse más en sus propias responsabilidades, señala Al Coleman, autor de Secrets to Success: The Definitive Career Development Guide for New and First Generation Professionals.

Conozca a su jefe:

La comunicación resulta vital para construir una fuerte relación con su jefe. Por ello, cuando comienza a trabajar con su superior, usted debe conversar acerca de cómo él o ella prefiere comunicarse. En ese sentido, debe conocer el canal más utilizado: teléfono, e-mail o en persona; la frecuencia con que desea que usted se reporte y estime la cantidad de detalles requerida en esas actualizaciones.

Asista y apoye las metas profesionales de su jefe:

Una de las tareas principales de cualquier empleado es hacer la vida de su jefe más fácil. El superior también tiene metas profesionales por alcanzar. “Descubra lo que hay en el plato de su jefe, y vea cómo lo puede ayudar a aligerar la carga”, subraya Coleman.

Sea leal a su jefe:

Cuando surjan determinados inconvenientes relacionados con su jefe, siéntese a conversar con él o ella para encontrar alternativas de solución. No comente dichos problemas a sus colegas de oficina. Las conversaciones privadas entre usted y su superior deben mantenerse tal cual. “La falta de confianza puede dañar seriamente la relación y su carrera”, indica Attridge.

Haga las prioridades de su jefe sus prioridades:

Su trabajo gira en torno a las prioridades establecidas por su jefe. No olvide que usted forma parte de un equipo de trabajo y su superior es quien lo preside. Por ello, si algo no está dentro de sus prioridades, pero su jefe expresa que dicho punto debe estar en la lista, entonces deberá cambiar sus planes inmediatamente. Según explica Attridge, la comunicación constante resulta fundamental para asegurarse de que los objetivos y las prioridades estén en sintonía.

Tome la iniciativa en proyectos y tareas:

Si bien ofrecerse voluntariamente para asumir nuevos proyectos es importante, debe tener en cuenta que ello no origine una sobrecarga para usted. ¿Quiere tener suficiente tiempo y energía para hacer un gran trabajo? “Trate de pensar en valiosos proyectos o tareas que usted puede comenzar y terminar sin mucha supervisión o asesoramiento”, manifiesta Coleman.

Busque soluciones a los problemas:

Atrévase a subirse las mangas. Su jefe no tiene por qué solucionarlo todo. Sus sugerencias e ideas para solucionar determinados problemas serán de utilidad para su superior. A nadie le gusta una persona que suele quejarse de todo se niega contribuir dando una posible solución. Demuestre sus mejores capacidades en momentos de adversidad.

Muestre interés en una actividad que le apasione a su jefe:

Interésese por alguna de las activadades preferidas por su superior, ya sea la lectura de un libro similar o la dedicación a un deporte en particular. Ello le permitirá discutir puntos clave, mantener una conversación sobre algo en común y expresar diferentes posiciones ante ciertos temas.

Demuestre interés a largo plazo en la organización:

“A pesar de los empleados más jóvenes rara vez permanecen en la misma empresa para toda la vida, no hay nada que les impida pensar y actuar en el interés a largo plazo de la compañía”, dice Coleman.

El especialista recomienda que los empleados busquen alinear el desarrollo de su carrera y sus metas profesionales con las metas de la compañía. Durante este proceso, el jefe puede ser un apoyo clave en su crecimiento y desarrollo.

(Gestión)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here