Estas dos autoridades -según la especialista- deben justificar al pueblo cajamarquino la aprobación del proyecto minero. Asimismo, consideró que la creación de una nueva entidad ambiental no tiene sentido.

conflicto-social

Según Marita Chappuis, ex directora general de Minería del Ministerio de Energía y Minas (MEM), la población de Cajamarca exige tres compromisos respecto a Yanacocha : asegurar el agua , no contaminar y supervisión permanente del Estado.

“Al Gobierno le han tirado un guante y tiene que recogerlo. En Cajamarca se está mostrando que los proyectos se aprueban dependiendo del hígado del Presidente y no es así, sino que responden a mucho tiempo de análisis”, añadió.

La especialista sugirió la presentación en señal abierta de las autoridades responsables de la aprobación del proyecto minero , en circuito cerrado por las televisoras cajamarquinas, en horario estelar por 45 minutos.

Primero, indicó, el jefe del Autoridad Nacional del Agua (ANA) debe: explicar cómo es la hidrología e hidrogeología de la zona, describir el proyecto y su impacto en las lagunas, y justificar su reemplazo por presas hidráulicas.

“El jefe del ANA debe aclarar que en todo el Perú se han tomado aguas que sobran, y trasvasado a otras cuencas para energía eléctrica y/o regadío. Lo que se aprobó en Conga (presas y lagunas) es permitido por todas las legislaciones del mundo, se le conoce como compensación ambiental”, detalló.

Igualmente, señaló que el director ejecutivo de Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental(OEFA)es responsable de explicar cuál es la trayectoria ambiental de la empresa, cuántas fiscalizaciones se le hacen, cómo se hacen, qué hallazgos registraron, cuáles son los estándares ambientales que utiliza Yanacocha, y cómo podría asegurar la fiscalización permanentemente.

“Aunque nuestras instituciones son débiles, debemos respaldarlas si queremos seguir una senda de progreso. Al mismo tiempo, nuestros funcionarios están obligados a rendir cuentas por sus decisiones”, manifestó.

Las oportunidades perdidas

El Gobierno perdió una gran oportunidad con el peritaje internacional , según la especialista, porque el ministro del ambiente lo presentó ante cámaras sin dar oportunidad a que los peritos absuelvan las dudas.

Chappuis considera que debió convocarse un panel de diez intelectuales en Cajamarca (rectores de universidades, el presidente del colegio de ingenieros, etc) que pudieran exponer sus observaciones. “Debieron presentarse los resultados por la televisión de Cajamarca y responder todas las preguntas”, acotó.

Los gremios –aseveró- deben apoyar el inicio del proyecto por el impacto que tiene en otros sectores económicos. “Los precios agrícolas en Cajamarca son castigados por los intermediarios, aduciendo que vienen de sitios contaminados ¿Cómo no van a rechazar la minería? Igual sucede con el turismo porque nadie visitará una región donde sus propias autoridades salen en los medios denunciando la contaminación del agua”, manifestó.

¿Más incertidumbre?

El premier Juan Jiménez adelantó la semana pasada que el Ejecutivo enviará al Parlamento un proyecto de ley para crear una entidad que tendrá la responsabilidad de certificar los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) de los proyectos mineros y petroleros.

Al respecto, Chappuis opinó: “Actualmente, el Minam puede revisar aleatoriamente los EIA, enmendarlos a través de la fiscalización, modificar normas y tomar las decisiones sobre los Estándares de Calidad Ambiental (ECA), los límites máximos permisibles, etc. La propuesta solo genera incertidumbre. Una nueva institución representa más burocracia y no le veo utilidad”.

(Gestión)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here