Cinco de cada 10 servidores públicos en las regiones son mujeres y la brecha salarial con los hombres disminuyó de 23 % a 14 % en el período 2008-2017, según una investigación de la Autoridad Nacional de Servicio Civil (Servir).

La gerenta de Políticas de Gestión del Servicio Civil, Cynthia Sú, informó que 16 departamentos han alcanzado la paridad de género al 2017, debido a que la participación de la mujer en los municipios se ha incrementado, en forma paulatina, del 2004 al 2017, al  pasar de 25 % a 33 %, respectivamente.
“Esto ha ocurrido, sobre todo, por el incremento de mujeres mejor remuneradas en el Estado. El reto es ampliar [su presencia] a los puestos directivos. Para ello es necesario continuar con la implementación de la reforma del servicio civil, que permite contar con perfiles y una política remunerativa clara para todo el sector público”, señaló.
Agregó que la brecha salarial general en el sector público ha disminuido en todos los grupos ocupacionales, a excepción de los que tienen carreras especiales e integran grupos ocupacionales con mayor nivel de calificación, que disminuyen conforme se incrementa el nivel educativo [en términos generales]”, explicó Sú.
El estudio muestra que la mayor participación de la mujer en el servicio civil se da en las carreras especiales (54 %), como enfermería en el sector Salud y profesoras de inicial y primaria en Educación.
Dicha participación mayoritaria se ha mantenido prácticamente estable en los últimos nueve años, aunque con un ligero descenso de cerca de 2 puntos porcentuales en los años 2016 y 2017.
Asimismo, la investigación da cuenta de la baja participación de la mujer en cargos de nivel directivo: solo 3 de cada 10 funcionarios y directivos de entidades públicas son mujeres.
Respecto al nivel educativo, persiste el predominio de las servidoras públicas con educación superior completa (73 %), superando a los hombres con ese mismo grado de instrucción en el servicio civil (57 %).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here